Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 35

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 35

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 36

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 36

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 37

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 37

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 38

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 38

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 39

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/choapa12/public_html/files/maincore.php:35) in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 186
NUEVO DIARIO DIGITAL DEL CHOAPA - Noticias: 2 de junio de 2012
Julio 21 2019 22:34:54
Navegación
· Portada
· Artículos
· Descargas
· Preguntas Frecuentes
· Foro de Discusión
· Enlaces Web
· Cat. Noticias
· Contactar
· Galería de Fotos
· Buscar
Usuarios Conectados
· Invitados: 3

· Miembros: 0

· Total Miembros: 8
· Último Miembro: lorena
2 de junio de 2012
columnaLo curioso es que los whigs eran los liberales ingleses y los pelucones, que equivale a peluca, los conservadores chilenos; los thories, conservadores de la rubia y nubosa Albión, tenían su equivalente en los seguidores de Mariano Egaña y no así en los pipiolos como Ramón Freire y Francisco Antonio Pinto.
¿Qué tiene que ver esto con lo inoportuno del gaga traidor de Aywlin? ¿Se fijaron en su mirada del youtube donde justifica el golpe? Malo a morir.
Nada, pero de puro evocar su rostro me enmierdo.
En una de las películas de Monty Pyton, creo que es el Santo Grial, un grupo es advertido por un encapuchado que en una cueva hay un animal asesino, tremendamente peligroso. Asoman y ven un conejito. Cuando comienzan a reírse, el herbívoro comienza a saltar de yugular en yugular y mata a uno tras otro. Aywin me recuerda a ese conejo.
La Tencha en Quito en 1989 me ordenaba: Córtela con atacar a Aylwin no hay otro…
Sigan haciéndole la guerra a mi gordi y verán que saca la presidencia en primera vuelta el próximo año. Con o sin F/27. Lo hizo pésimo pero los actuales tampoco lo hacen mejor en las emergencias según lo viví en Magallanes.
Les cae recién la chaucha de que Argandoña and daughter lucran con los escándalos. Si es todo un negocio inmenso. A titulo de nada, recuerdo que en Frankfurt siendo veinteañero, visito por un Eros-Center. Es un complejo de edificios de cinco pisos con un patio al medio, un complejo solamente dedicado a la prostitución. La arquitectura concebida para departamentos de una pieza con baño propio, permite a la mujer la recepción del cliente directo a la pieza con sui pequeño baño.
Al lado de Eros Center, uno, había otro edificio un poco mas oscuro y siniestro. Me indican que en el último pulso hay una niña interesante. Se trata de una adolescente casi, de unos 18 años, una de las primeras traídas de los países comunistas de entonces.
Tiene un rostro muy de persona malita, ojos azules y pelo negro, pero de las pupilas emanan destellos. Me dice en mal alemán: “Meter sin tocar o si no llamo chef (al jefe)” Las habitaciones disponían de timbres para emergencias posibles por clientes difíciles io que n o captaban las advertencias.
Cuando estuvimos de acuerdo con el precio, me insiste, meter y no tocar o si no llamo chef. ¿Como es eso? Nada más, yo subir falda usted meter y no tocar nada, tampoco muestro nada o si no llamo chef.
Se quedó con las ganad de llamar al chef. Me fui. Claro que no me devolvió un solo marco. No quería vérmelas con el chef.

Arturo Navarro me señala que se ha cambiado la cultura por el choripan. A Cruz Coke le estalló uno en el vientre al probarlo en el kiosko más popular de Chile, en el quiosco Roca en Punta Arenas. Perdonen mis amigos de Punta Arenas pero hay que ser bien animal de mandarse al pecho a las ocho de la mañana una leche don plátano con pasta de choripán con queso derretido como las calorías ya no fueses suficientes.

Un experto me señala que la campaña anti gordi se lanza justo después del desastroso resultado para el gobierno,de la encuesta CEP. Que de aquí a julio, cuando salga la próxima encuesta, los momios verán si causó efecto en Bachi. Si baja cuatro o cinco puntos a raíz de lo del 27 de febrero, entonces buscarán estirar el tema o buscar otra causa para desmorronar su candidatura. Hasta Andrés Allamand señala que ya esta bueno, que la gente tiene su opinión formada. Yo le insisto en que el pueblo es huevón, cualquier cosa es posible.
La chica del café con piernas me señala: Ojalá de una buena propina porque aquí le podemos dar algo más que café.
Negra como la noche, la mujer es inmensa, sus labios gruesos y granes, las mamas tremendas. Si mini esta casi a la altura del ombligo. Imagino que uno se va para adentro enterito, hasta las patas.

En un día como hoy hace 50 años, Chile entero celebraba el triunfo del 2 de junio de Chile sobre Italia. Segunda victoria nacional de un total de cuatro en ese Mundial.
En la galería estaban los chicos puntarenenses de la Pandilla de mi Barrio junto al lolo Vladimiro Mimiça y al maestro Cocho Cárcamo. La música de fondo era el Rock del Mundial de Germán Casas de reciente visita a esta ciudad y que nos recuerda lo viejo que estamos algunos.
Ellos, los de la pandilla, felices y distendidos; abajo en la cancha puro nervio y furia.
En el estadio cabían 20 mil personas más que ahora, cosa aun no me explico. Para Kenneth Aston, el arbitro inglés, el cotejo dirigido por él, sirvió como antecedente para que años más tarde, frente a un semáforo, se le alumbrara la ampolleta. En efecto, conducía en Londres su vehículo cuando al ver luz amarilla, traspasó la imagen a una tarjeta de advertencia. Así nació la previa a la roja.
Mi padre llegó a casa esa tarde para contarme lo ocurrido en el Estadio pues yo a los 15 años no había visto jamás un partido de fútbol profesional completo. “Sufrí los 90 minutos. Estaba en la tribuna Andes atiborrada de público y fue angustiante… Tenía que ir al baño y no podía salir ya que los pasillos estaban atiborrados”.
Nunca supe si sus padecimientos fueron deportivos o gástricos.
Me obligó a ver Chile-Yugoeslavia: “Es el único Mundial que habrá en Chile quizás hasta cuando”, comentó.
Después del gol de Eladio, nadie me soltó del fútbol. Me hice fanático a morir, al extremo que cuando mi madre parte a radicarse a Suiza, le escribía: “Querida mamá. La Católica formó de la siguiente manera ante Rangers…”. E incluía la formación de los dos equipos que empataron a cinco en un partido en el estadio Independencia. Luego besitos y chao.
Muy interesante para ella.
Después del Mundial algo me hizo ser del Audax Italiano; quizás su pequeño arquero Francisco Valencia; simpatizaba con el Iberia, aún de Santiago y tuve un pedazo de corazón con este equipo hasta los tiempos de Jacha Herceg.
Una tarde un tío en el campo me comenta: “Dicen que el mejor arquero es Behrends”. Para mi lo fundamental en los equipos era el guardavallas. Como me impresionó el argentino, me hice de la UC, vicio que no he abandonado hasta ahora.
Cuando el arquero, ya retirado, cumplió 40 años, me invitó a su cumpleaños. Nunca vi tantos detectives reunidos. No es broma. Lo más curioso es que su restaurante predilecto en Santiago se llamaba “Les assasins”.
A menos que sea un vicio familiar, el amor por los clubes es algo inexplicable. ¿Cómo es posible que alguien simpatice con Santiago Morning si no es del gremio micrero? O, antiguamente, ¿del Ferrobadminton?. Ambos elencos muy amigos del abajismo en la tabla de posiciones.
La cuestión es que gracias al triunfo de Chile sobre Yugoeslavia me hice tan fanático del futbol que la familia comenzó a preocuparse. Hacía la cimarra para asistir a los partidos de los reservas los martes por la tarde; armaba equipos de todos los clubes de primera y segunda división en clases; un día partí al pueblo de Polpaico para ver al Unión Cepol (Tercera Division y amateur)que tenía un goleador codiciado por clubes de primera pero que se negaba a abandonar su terruño grisáceo por el polvo cementero.
Durante una cabalgata, Juan Freudenthal, uno de los primeros egresados de la escuela de Periodismo de la Universidad de Concepción me consuela: “Todo aprendizaje es útil; si te sabes el fútbol de memoria en desmedro de la física, no te aflijas; a la postre quizás te ganes la vida con los peloteros”.
Dicho y hecho, mi primer trabajo estable fue en el semanario deportivo Gol y Gol, el segundo, en la eximia revista Estadio.
En mi calidad de hincha y periodista, jamás me asignaron un partido de la Católica: “Se va a picar contra la UC cuando pierda y por aparecer neutral, amortiguará los méritos de sus triunfos”, sentenció Antonino Vera.
Incluso alejado ya del periodismo deportivo, observo de reojo las andanzas de mi equipo y claro, en este caso, cualquier tiempo pasado fue mejor.
Para concluir, señalo que en 1962 varios de los pocos turistas extranjeros, trataron de pagar sus cuentas con tarjetas de crédito(Diners, fundada en 1950 era la que más circulaba). Fue engorroso porque tuvieron que intervenir las embajadas para salvar a sus conciudadanos que, informados de los carteristas y lanzas, trajeron el plástico para cancelar.
En noviembre de 1968 vino la reina Isabel, hubo un clásico ad hoc montado por Rodolfo Soto, “El príncipe feliz”. En lo futbolístico, empate a cero. En el Hotel Carrera, actual cancillería, problemas con la delegación inglesa que no formaba parte de los invitados oficiales: no traían dinero sino American Express Card. Nuevamente la Embajada del Reino Unido debió proceder de prestamista para poner “cash” en vez de esas tarjetas que recién llegarían al país diez años más tarde de la mano de Sebastián Piñera.
Bueno con el triunfo sobre Bolivia, nada puedo reprochar a Borghi, Jadue y sus boys. Venezuela a la vista.¿Confirmarán repunte de la Roja bajo la batuta del Bichi? Lea el próximo comentario en este mismo medio...
Comentarios
No se han publicado comentarios.
Enviar Comentario
Debes iniciar sesión para publicar un comentario.
Valoraciones
La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.
Mini Charla
Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

No se han enviado mensajes.
Tiempo de generación: 0.09 segundos 3,952,891 Visitas únicas