Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 35

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 35

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 36

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 36

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 37

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 37

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 38

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 38

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 39

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/choapa12/public_html/files/maincore.php:35) in /home/choapa12/public_html/files/maincore.php on line 186
NUEVO DIARIO DIGITAL DEL CHOAPA - Noticias: ASPAS AL VIENTO Por André Jouffé
Julio 21 2019 22:18:09
Navegación
· Portada
· Artículos
· Descargas
· Preguntas Frecuentes
· Foro de Discusión
· Enlaces Web
· Cat. Noticias
· Contactar
· Galería de Fotos
· Buscar
Usuarios Conectados
· Invitados: 2

· Miembros: 0

· Total Miembros: 8
· Último Miembro: lorena
ASPAS AL VIENTO Por André Jouffé
TemasTres días sin saber de Isidora, aislada en Hualpén. Hasta que por fin pudimos conectarnos por celular
Chile fracturado, herido.
¿Qué se escribe en estas circunstancias?
Si lo hago light, me critican que peso menos que paquete de cabritas; si voy por lo serio, llegan emails diciendo que estoy muy tonto grave.

¡Cuánta falta hicieron los radio aficionados de antes!
Eran los mensajeros de Dios, que comunicaban al país mejor que los celulares o lo que depende de la luz.
Hace algunas semanas lamentábamos la situación de Haití. Hoy lloramos por nosotros.
¿Continuarán tal cual las actividades Bicentenario?
¿Recalará la Regata en Talcahuano y Valparaíso?
Es la oportunidad de Punta Arenas para lucirse.

Algunos justifican las palabras de Pérez Yoma cuando dijo comprender saqueos en ciertos sectores. Bien, si humanamente la gente muerta de hambre roba el pan se puede comprender, políticamente es incorrecto decirlo.

Lo de Francisco Vidal acarrea bombo al decir que la Armada cometió un error al negar un tsunami pero cesa en su cargo en menos dos semanas y seguramente lo va a salvar la campana.
Es evidente que no estaré en el segundo piso de la Moneda.

La verdad es que no es el momento de contar muchas anécdotas ni de hacerse el gracioso. Solo esperar que el país se recupere pronto.

Seguramente platas que Piñera iba a destinar a otras cosas, irán a la reconstrucción, Manerita de crear un millón de empleos. Gran negocio para Sodimac, las vidrieras y afines. Que las constructoras de malos edificios paguen las consecuencias.

En el 60, tardamos dos años en arreglar Chile después del terremoto. ¿Ahora cuánto será?

En regiones extremas como Punta Arenas esto se vivió de una manera extraña porque estamos como en otro país. Hay preocupación por las familias en el norte y el desabastecimiento, nada más.

Cuando vino el rey Juan Carlos hace algunos años a inaugurar el parque de los reyes, el monarca estaba a punto de plantar un arbolito cuando se cruza un mocoso. Los fotógrafos siempre sueltos de lengua, apenas divisaron esta sombra que iba a tapar la imagen gritaron: ¡Sale de ahí cabro de mierda! El rey, sorprendido, abrió desmesuradamente los ojos. Pensó que el improperio era para el. Luego la ceremonia prosiguió como si nada pero jamás olvidare este episodio tan poco monárquico.

Saquear supermercados es la onda, niños. Paulman se queja pero olvida cuando abastecía a los buenos muchachos de Dignidad. Fue peor que un saqueo. Lufthansa hacía lo suyo trayendo cosas de Alemania camufladas detrás de los baños, todo para la gente de Parral.

Tierra difícil esta, capaz de detener la imaginación y ese show llamado festival de Viña.
Evoco eso sí que convalesciente de una operación de apendicitis en 1960, seguí por radio todo lo del Riñihue. Anotaba el crecimiento de las aguas en un cuaderno. Fue mi primer paso periodístico.

¿Acaso no siente que el país está como en un stand by? Todos a la espera de lo que ocurra en los próximos días, sea con o sin Piñera, de cómo se comporte tierra y mar. Lo único que falta es que nos falle algo del cielo, un meteorito o algo así.

Pero, amigos míos, tiremos para arriba. Unas semanas sin fútbol, con menos farándula y otras leseras, no le hacen mal a nadie. Sirven para reflexionar sobre lo efímero que es todo y para agradecer a Dios estar vivos, los que están; tener atención médica; los que la requieren y tienen.

Vendrán tiempos mejores para que tire al aire mis cabritas.

Ay ese Chile de cielo empolvado, de tremendos vientos que te cruzan también; los campos de destrozos sembrados son la copia infeliz del infierno y no prometen futuro esplendor.
Ese mar traicionero que se lleva cuerpos y casas, te baña con desgracia a todo dar. La majestuosa montaña dejó caer aludes a falta de cenizas volcánicas.
Patria, no fuiste dulce, le diste asilo a la desgracia y a la opresión.

Los bravos y valientes soldados que cuando quieren ser dueños del poder, son implacables, ahora están al servicio del país, de este Chile tan con-remecido. Aun cuando de por medio hay palabras como toque de queda, estado de sitio que evocan épocas terribles.
Comentarios
No se han publicado comentarios.
Enviar Comentario
Debes iniciar sesión para publicar un comentario.
Valoraciones
La valoración sólo está disponible para miembros.

Inicia sesión o regístrate para poder votar.

No se han enviado valoraciones.
Iniciar Sesión
Nombre de Usuario

Contraseña



¿Contraseña olvidada?
Pulsa aquí para obtener una nueva contraseña.
Mini Charla
Debes iniciar sesión para enviar un mensaje.

No se han enviado mensajes.
Tiempo de generación: 0.10 segundos 3,952,846 Visitas únicas